La inspiración para la enseñanza en línea puede aparecer en lugares sorprendentes. ¿Quién dice que debe limitarse a conferencias o artículos de revistas? Las palabras de los célebres pensadores pueden ofrecer mucho alimento para el pensamiento. Las ideas de Albert Einstein son un ejemplo perfecto. El portal web, “E-learning Industry” tomó varias de las filosofías personales de este físico y Liz Hardy, profesora y experta en el tema, las aplicó al aprendizaje online  o e-learning. Estos son algunos de esos preceptos que decidimos seleccionar y traducir

«La información no es conocimiento».

El proceso de aprendizaje online, guía a los estudiantes para que absorban la información, la apliquen a la realidad y la transformen en hechos y principios. Este proceso práctico, es lo que realmente convierte a la información en conocimiento valioso, porque ya es aplicable a la realidad.

Por ejemplo, un curso sobre creatividad, debe contener las herramientas para que los estudiantes conviertan la teoría en práctica y al final, generen ideas, que es la finalidad del modelo de aprendizaje.

«Si no puedes explicarlo simplemente, no lo entiendes bien.»

Muchas veces los estudiantes no entienden un concepto y cuando esto sucede, simplemente se explica la idea desde otra perspectiva, casi siempre usando ejemplos adaptados a la propia experiencia del estudiante. En esos momentos es donde se puede evidenciar sí realmente se conoce del tema.

«Una persona que nunca cometió un error nunca probó nada nuevo».

Otra manera de decir esto es: «No hay preguntas tontas». Lo cierto es que los estudiantes nunca deben sentirse incompetentes por no saber alguna respuesta, porque se inscribieron en el curso para aprender, en realidad si tuvieran claros todos los conceptos y tuvieran las respuestas de todas las preguntas referentes a un tema en específico pues obviamente no estarían tomando un curso. Los estudiantes que son nuevos en un tema, naturalmente, cometen errores.

«Se ha vuelto terriblemente obvio que nuestra tecnología ha superado nuestra humanidad».

Una de las bases del e-learning es la tecnología. Pero, lo cierto es que el proceso de enseñanza y aprendizaje en línea no es un intercambio frío entre robots anónimos. Los estudiantes y los profesores, son seres humanos y agregar algo de humanidad a la experiencia crea conexiones, mantiene relaciones reales, y transforma las  experiencias de aprendizaje en algo más que una serie de mensajes entregados electrónicamente.

Estos son algunos de los pensamientos de Einstein que realmente se aplican a la realidad del aprendizaje online o e-learning y que pueden ser útiles para aquellas personas que comienzan a conocer esta maravillosa modalidad de enseñanza.

DEJAR COMENTARIO

COMENTARIOS