Esta es una de las preguntas que recibo diariamente en la visita a empresas. La búsqueda de una plataforma de e-learning puede ser un proceso bastante lento y desalentador para un gerente de recursos humanos o de formación, debido a que actualmente es un sector donde existen más de 500 plataformas o LMS Learning Management System.

En este caso lo que siempre les pregunto es ¿para que necesitas este LMS? Lo primero al momento de realizar este proceso es hacerse las siguientes preguntas:

– ¿Cuáles son los objetivos de la implementación de E-Learning en la compañía? ¿Dentro de tus metas, está el aumentar la retención del aprendizaje? ¿Reducir o recortar los costos de entrenamiento? ¿Pensar a futuro en las nuevas tecnologías de educación? ¿Incrementar las ventas?, etc.

– ¿Cuál es el tipo de colaborador/alumno que va a estudiar los cursos? ¿Quiénes van a ser tus alumnos? ¿Son personas que se adaptan fácilmente a la tecnología? O son personas que nunca ha prendido un computador. Tienes que pensar en esto ya que hay plataformas bastante robustas en características, pero bastante complejas de usar. Siempre recomendamos la que tenga el diseño más intuitivo.

– ¿Qué tipo de contenido y que cantidad vas a alojar? Desde mi perspectiva, puedes tener el mejor LMS, pero que tanto jugo le vas a sacar. Que tanto contenido interactivo y de valor le vas a incluir para que funcione y cumpla sus objetivos. Recuerda que no se debe convertir en un Dropbox o intranet. No es solo alojar y arrojar contenido. Es tener material de aprendizaje de calidad. Que cumpla el objetivo.

– ¿Que tan buena es la red de internet de la empresa? Esta pregunta es clave. Existen plataformas que tienen ciertas demoras al cargar y dependen de tus redes locales.

– ¿La plataforma funciona en el navegador predeterminado de la compañía? Los problemas de compatibilidad con los navegadores son una parte clave en el mundo del e-learning. Es posible que hayas adquirido cursos que sólo funcionan en internet explorer porque lo usas en el lugar de trabajo (La mayoría de empresas aún tienen licencias bastante prehistóricas). Pero si tus alumnos usan navegadores en casa como Google Chrome o Safari pueden surgir todo tipo de problemas, desde cursos que no se cargan hasta que no se reporta la finalización. Antes de desarrollar o comprar tu LMS has pruebas de navegación.

– ¿Cuánto tiempo tienes para implementarlo? Muchas veces las empresas desarrollan su propia plataforma de educación y puede tener demoras de desarrollo de varios meses. Si tienes tiempo corto para implementarla piensa en que tan rápido la pueden instalar.

-¿Qué tanto presupuesto tienes? Existen plataformas open source o gratuitas con las que puedes iniciar y funcionan bastante bien. Sin embargo, necesitan un desarrollo adicional en su interfaz para que sean amigables con los estudiantes. Asimismo existen otras plataformas pagas que tienen muchas más características y pueden venir con el soporte adecuado.

– ¿Cuál es tu prioridad, el diseño de la plataforma, las métricas, la facilidad en el manejo? Tienes que saber cuáles son tus prioridades. Recuerda que tus empleados son mucho menos propensos a adoptar un LMS que está desactualizado o es difícil de usar. Cómo gran recomendación asegúrate de que el sistema sea fácil de usar desde la perspectiva del usuario antes de realizar la inversión.

– ¿Quién va a administrar la plataforma? De esto depende muchas veces la decisión. Ya que existen plataformas en el mercado que requieren un nivel intermedio de conocimientos en sistemas.

– ¿Qué tan detallados necesitas los reportes de alumnos?

– ¿Necesitas un LMS que sea compatible con los contenidos de SCORM que ya tienes?

– ¿Qué tanto soporte y robustez tecnología tiene la compañía creadora del LMS? Esto es importante ya que las plataformas necesitan actualizaciones constantes y soporte técnico.

 

Sé que son bastantes preguntas, pero ¿Ya tienes la respuesta? Probablemente no, y es que muchas empresas invierten más tiempo y recursos en desarrollar el contenido de eLearning que en seleccionar y  estudiar el LMS que organiza y aloja este contenido, ya que el contenido típicamente lleva una inversión inicial más pronunciada. Recuerda que el mejor contenido de entrenamiento online puede fallar en entregar los beneficios previstos si se combina con un LMS que no satisface las necesidades de tu empresa. Los gerentes de recursos humanos y formación pueden evitar errores bastante costosos haciendo las preguntas correctas antes de elegir un LMS.

DEJAR COMENTARIO

COMENTARIOS