Los mejores vendedores siempre tienen claro que son los mejores. Ellos se enorgullecen de su forma ser y de cómo su experticia la aplican en su día a día. Se separan del resto de la manada y adoptan un estilo propio para hacer las cosas. La pregunta es, ¿Cómo lo hacen? ¿Cuál es su secreto? ¿Eres tú uno de ellos?

Los grandes profesionales en ventas comparten algunos patrones, hábitos y comportamientos, creando también su propio sello. Esto les permite desarrollar un estilo de vida en el que la palabra “vender” se vuelve necesario y esencial. Es algo que llevan impregnado en la sangre.

 1.    Los mejores vendedores poseen todo

La profesión de ventas se posiciona dentro de una meritocracia. Estadísticamente, no es una coincidencia que las mismas personas estén en la cima de la tabla de clasificación año tras año. Algunos pueden pensar que es porque algunas personas lo tienen más fácil, porque tienen beneficios extra, o porque la experiencia les da más valor dentro de las compañías.  En cualquier caso, la diferencia más significativa entre los mejores trabajadores del sector comercial con respecto a todos los demás es la actitud. Los vendedores de élite enfocan sus objetivos con una mentalidad de propiedad total. Todo lo que les pase, ya sea que lo hayan hecho o no, es controlado por ellos. Puede que no sea su culpa, pero es su responsabilidad. Los psicólogos llaman a esto el lugar interno de control. Esa es una forma elegante de decir que crees que el poder está dentro de ti y no fuera o en manos de otro. Esto significa que el tener un lugar interno de control se correlaciona con el éxito en el trabajo, mayores ingresos y mejores resultados de salud.

De acuerdo con un análisis de coach en ventas, se considera que esta área ha sido la más difícil de entrenar porque parece estar muy arraigada con la personalidad. Es una tarea en donde los vendedores deben analizar internamente preguntas como estas: ¿Cómo llegué aquí? ¿Construí las relaciones correctas? ¿Hablé? ¿Culpo a otros por mis fracasos, pero me acredito por mis éxitos? Encontrar estas respuestas marcará la ruta que se debe seguir.

2.    Los mejores vendedores son ingeniosos

MacGyver era una serie de televisión estadounidense creada en 1985, donde el personaje protagonista que da nombre a la serie, es un agente al servicio de la Fundación Phoenix que siempre resolvía todos los problemas usando su inteligencia superior y sus amplios conocimientos técnicos.

Cuando MacGyver se encontraba en una situación imposible con pocas o ninguna herramienta, arma o recursos, y con muy poco tiempo, lograba salir de la situación usando solo su ingenio y lo que tuviera a su alcance. Podía encontrar soluciones inmediatas en su bolsillo o recostado cerca de él. Este increíble personaje no se detenía ni se quejaba ante los mínimos recursos que tenía para trabajar. No lamentaba lo difícil que era su situación, Simplemente evaluaba sus fortalezas y con los pocos recursos que tenía hacía todo lo posible para que las cosas sucedieran. Cada semana él descubría la manera de salvar el día. Contrario a aquellas personas que reniegan por lo que tienen y sólo se enfocan en lo que falta, más no en lo que se puede ganar sin importa cuáles sean las circunstancias.

Los mejores vendedores son como MacGyvers. Hombres y mujeres que a menudo se enfrentan a situaciones difíciles y presiones de tiempo. Son capaces de negociar obstáculos aparentemente arbitrarios solo con su ingenio y sus teléfonos. Los vendedores de élite casi siempre aciertan con soluciones prácticas y efectivas. Entienden que el ingenio es tanto una mentalidad como una habilidad. Es por eso que, si no empiezas con la mentalidad de MacGyver, nunca desarrollarás completamente las habilidades asociadas con ser ingenioso.

 3.    Los mejores vendedores son expertos

Las ventas tienen menos que ver con la venta y más con el liderazgo, lo que requiere altos niveles de confianza, que a su vez requiere conocimiento y experiencia. Este concepto se puede expresar matemáticamente como Conocimiento + Experiencia = Confianza para liderar. Puedes controlar la primera parte de la ecuación; el segundo viene con el tiempo. Obtener el conocimiento de la industria y un fuerte punto de vista sobre los productos que están vendiendo debe ser la máxima prioridad para cualquier vendedor que aspire.

4. Los mejores vendedores ayudan a los demás

Independientemente de dónde te encuentres en tu carrera, hay alguien más a quien puedes ayudar. Quizás hay algo que sabes acerca de un producto, un proceso o una industria que no conoce alguien con menos experiencia. Los mejores vendedores transmiten sus conocimientos sin esperar nada a cambio. Casualmente o irónicamente, el acto en sí mismo se convierte en un catalizador para generar confianza dentro de uno mismo. Y otros se dan cuenta también. Shawn Achor, autor de Big Potential, descubrió que las personas que son proveedores de apoyo social en el trabajo (“altruistas del trabajo”) tienen un 40% más de probabilidades de recibir una promoción.

5. Los mejores vendedores se mueven rápidamente

Los mejores vendedores no se mueven imprudentemente, pero sí tienen un sentido de urgencia. La mayoría de los vendedores de alto nivel hacen las cosas en el momento oportuno. Norton en The Shawshank Redemption, dijo “¡no mañana, no después del desayuno, ahora!” Observa a los mejores vendedores de tu empresa y analiza si poseen todos o algunas de estas características mencionadas. Si no las tienen el reto empieza entonces por concientizar a tu equipo comercial sobre la labor de vender y potencializar en ellos un rol de liderazgo que los lleve a ir un paso más de lo que ellos mismo creen que pueden dar.

DEJAR COMENTARIO

COMENTARIOS