Liderar equipos es un reto para todos, además, es una habilidad que no se termina de perfeccionar pues siempre se están aprendiendo nuevas técnicas o experiencias para gerenciar equipos de manera efectiva.

Si estás comenzando a liderar, es importante que tengas en cuenta que un buen líder ayuda a su equipo a conseguir los mejores resultados. Esto significa no abandona “a su suerte” sino que por el contrario asiste permanentemente a los colaboradores y es un verdadero apoyo para ellos. Debes tener un rol de acompañamiento activo.

Basados en el bit, “4C para líderes de equipo”, dictado por nuestra experta Ximena Muñoz, hemos destacado cuatro principios básicos para liderar eficientemente: la confianza, la credibilidad, la comunicación efectiva, y el cumplimiento de objetivos. 

Comunicación

Comunicar de forma clara es uno de los factores más decisivos para la comprensión de las ideas. Utilizar un lenguaje sencillo, que evite los tecnicismos, es un buen método para que los colaboradores entiendan qué deben hacer.

Confianza

Entre las características principales de un líder se destaca la capacidad para generar confianza dentro del equipo de trabajo. Que las personas se acerquen para aclarar dudas es un buen acto que demuestra el grado de confianza que se tiene hacia el líder. El diálogo y, sobre todo la escucha, es un activo de gran valor para el funcionamiento de los equipos.

Credibilidad

La credibilidad es esencial en todo equipo, dado que estimula el entusiasmo para la consecución del objetivo planteado. Es mediante la demostración de resultados y compromiso hacia el proyecto que los equipos se motivan. Si bien el discurso es importante, mayor impacto tienen los hechos. El verdadero líder cumple, y para eso se fija metas alcanzables.

Cumplimiento

El cumplimiento de los objetivos del proyecto es fundamental para la confianza y la credibilidad de un equipo de trabajo. Las metas pueden ser la punta del iceberg porque es lo que aprecia, pero en realidad hay un trabajo extenso, a prueba y error, que estuvo mediado por la comunicación y la ayuda mutua. Además, es importante celebrar con el equipo el cumplimiento de pequeños objetivos o metas para mantener la motivación y no perder de vista el objetivo final.

De otro lado, del curso “Construye equipos altamente efectivos”, dictado por Carlos Ramírez, un buen líder debe ser capaz de:

 

  • Generar confianza.
  • Ver más allá de los retos diarios y pensar en la planeación a futuro.
  • Identificar el potencial de su equipo.
  • Conocer a su equipo en su parte humana.
  • Controlar y comunicar con asertividad para el cumplimiento de metas.
  • Retar a su equipo.

 

Para concluir, te dejamos una lección de Itay Talgam, consultor de negocios israelí, quien su charla TED, señala que las diferentes maneras de liderar un equipo eficientemente son las del director de orquesta, quien entiende el significado de lo que se está creando en equipo, pero permite que los músicos cuenten su historia y les da la libertad de crear con su apoyo, es decir dirige sin control excesivo.