En un ambiente de oficina tradicional, un tono cercano, un incentivo o un reconocimiento verbal pueden generar una sensación de satisfacción en los empleados. Pero ahora, con colaboradores en todo el mundo trabajando desde casa, estas estrategias para hacer sentir valorados a los trabajadores ya no son fácilmente ejecutables.

A pesar del aumento acelerado del trabajo remoto, dada la situación actual con el COVID-19, existe una gran posibilidad de que a largo plazo muchas empresas opten por permanecer virtuales de forma permanente. Así lo enseña un estudio de Upwork, el cual indica que para el 2028, al menos, el 73 % de todos los equipos operarán de forma remota.

Así que, es hora de pasar a incentivos virtuales y adoptarlos como parte de una estrategia de recursos humanos a largo plazo. Sin embargo, hacer esto con éxito puede ser un desafío considerable.

De acuerdo a Forbes, estas son las 3 razones para demostrar aprecio a tus empleados a través de juegos:

  1. Para impulsar la motivación

Los trabajadores que participan en juegos competitivos tienen mayor probabilidad de concentrarse profundamente, mejorar su memoria y adaptarse a situaciones de cambio.

Los juegos aprovechan el impulso universal de la competencia por el primer lugar. Adicional, pueden proporcionar motivación intrínseca a través de la presunción de un puesto privilegiado en la tabla de clasificación y proporcionar motivación extrínseca a través de recompensas.

  1. Para relajar

Sumergirse en juegos es una excelente manera de restablecer la conexión entre equipos remotos y conservar la unión entre todos. Esta experiencia familiar y socialmente competitiva puede organizarse virtualmente en Zoom, Hangouts de Google, Webex, o en casi cualquier herramienta que permita compartir pantalla.

Para impulsar la participación del equipo, el contenido del juego se debe centrar en temáticas de interés, desde temas de la empresa hasta la cultura pop. Lo más importante, los juegos seleccionados deben ser divertidos y ayudar a los empleados a desestresarse.

  1. Crear rutinas positivas

Este año, empresas de todo el mundo han presentado un aumento masivo en videollamadas, especialmente para establecer reuniones laborales. Sin embargo, la inversión de tiempo netamente en estos espacios, que no reemplazan el contacto personal, impacta en el bienestar de los empleados remotos. Por lo que la OMS recomienda establecer nuevas rutinas que se ajusten a las circunstancias.

Al desarrollar, regularmente, juegos antes de una reunión y hacer seguimiento con reconocimientos positivos o premios en estos espacios, los líderes pueden establecer una rutina para celebrar los logros públicamente. Esto crea un ciclo positivo que alienta a los integrantes del equipo a animarse mutuamente y profundiza las relaciones de la empresa.

Los juegos son una estrategia útil para que las empresas desarrollen y apoyen exitosamente a sus trabajadores remotos. Ya sea que los equipos necesiten motivación, relajación o reconocimiento, los líderes pueden usar los juegos como herramientas para demostrarle a sus equipos que son muy importantes para la organización.