Los últimos años las políticas de equidad de género y la lucha por conseguir mayor igualdad entre las mujeres y hombres ha comenzado a estar dentro de la agenda de las organizaciones con mayor frecuencia y atención.

Sin embargo, aún queda mucho trabajar. De acuerdo con el informe “Brechas de Género” del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el salario promedio de una mujer latinoamericana es, en promedio, un 11% más bajo que el de un hombre.

Además, en cuanto a la presencia de mujeres en juntas directivas Chile presenta un 8%, México 7,5% y Colombia 15%.

Te recomendamos leer: Los 10 pasos para garantizar un retorno seguro a las oficinas durante la pandemia

Claudia Varela, experta de Ubits, coach, mentora y embajadora de diversidad e inclusión, explicó qué deben tener en cuenta las organizaciones para hacer políticas de género de manera efectiva.

Ubits: ¿De qué manera pueden las organizaciones tener mayor equidad de género?

CLaudia Varela: Es un tema de mentalidad y ADN de las empresas; en primer lugar, es importante apoyar los temas de construcción familiar como la licencia de maternidad, pero también reconocer que los hombres tienen que participar en estas situaciones de apoyo familiar, además es importante crear diálogos donde no haya chistes machistas, ni sexismo.

U: ¿Qué debe tener una buena política de equidad de género?

CV: Es necesario que sea pensada desde el respeto. Las políticas deben ser incluyentes por méritos, las cosas se deben lograr por las habilidades y capacidades de las personas. Un ejemplo interesante es el de implementar hojas de vida ciegas en procesos de selección; esta es una gran estrategia porque no sabemos si el candidato es hombre o mujer. De otro lado, el tema de cuotas podría servir, pero suele ser forzado y es algo que no debe ser así porque las mujeres tenemos las mismas capacidades que los hombres.

En resumen, al momento de implementar una política de género se debe evaluar bien el entorno, entender que el cambio debe ser gradual, tenerlo en el ADN de la organización y basar la estrategia en la meritocracia.

U: ¿Cuáles son los principales desafíos que se le presentan a las empresas al momento de implementar estas políticas?

CV: A muchas organizaciones les cuesta el cambio, los sesos inconscientes y las creencias limitantes que no nos dejan entender a los demás son un problema. Además, en Colombia somos absolutamente cuadriculados con la diversidad, es un tema que debemos abordar desde el entendimiento del otro desde lo diverso y la empatía, porque al final todos somos seres humanos.

U: En algunos casos mujeres que están en posiciones de liderazgo no contratan mujeres porque consideran que son “dramáticas” o que es más difícil trabajar con ellas, ¿Cómo cambiar esto?

CV: Apoyarse entre mujeres y hacer alianzas entre ellas, es algo que se conoce como sororidad. Es algo que debe darse desde un cambio de mentalidad, hay muchas mujeres líderes que quieren empoderar a otras mujeres que vienen atrás, la transformación está en que como personas que ejercen liderazgo ayuden a otras, porque una buena líder va a discriminar ni va a entrar en sesgos por género.

La experta destacó finalmente que este es un tema de mindset, es decir, se necesita un cambio de mentalidad dentro de los liderazgos de las empresas para mejorar las políticas de equidad de género en las empresas.