Según la escuela de negocios de Carolina del Norte, el 46% de los millennials se preocupa por desarrollar habilidades a largo plazo para competir en el mercado. Además, de acuerdo con varias investigaciones, estas personas representarán en 2025 el 75% de la población, por lo que es importante saber con certeza cómo capacitarlas.

Los últimos años desde diferentes estudios se ha buscado la forma de delimitar el perfil de esta generación, con el objetivo de saber cada vez más qué es lo que busca. Particularmente, en los temas de capacitación empresarial, ya hay varios elementos claros que deben ser considerados al momento de elegir el mejor tipo de capacitación.

Flexibilidad

Una de las razones por las que los modelos de streaming como Netflix, Amazon Prime y Spotify, es que le da la oportunidad a los usuarios de ver los contenidos que deseen en el tiempo que quieran. De esta misma manera sucede con la educación, los Millennials prefieren tener de horarios y el poder para elegir cuándo y cómo capacitarse.

Cursos cortos

El microlearning es una tendencia de aprendizaje en la que por medio de módulos cortos se capacita a las personas. Este tipo de enseñanza ha demostrado ser efectiva aumentando los índices de retención de información.

Una investigación de la Universidad de Dresden lo demostró por medio de un experimento en el que dividieron un grupo de personas en tres y cada grupo se les presentó el mismo curso, pero dividido en diferentes bloques con tiempos variados. El primero recibió una capacitación de dos bloques largos, el segundo de cuatro y el tercero de 16, al final los estudiantes debían completar una prueba donde se evaluará los conocimientos aprendidos. El grupo que mejor obtuvo resultados fue el último, que recibió el contenido en módulos más cortos.

Diversión

Utilizar recursos como los videos o la gamificación (usar juegos) son fundamentales para captar la atención de los millennials. Al haber tanta exposición a redes sociales e información, este grupo de personas necesitan de mayores estímulos, por lo que usar estos recursos es una buena manera de asegurar la efectividad de los cursos.