De acuerdo con un estudio de PwC, citado en la revista Forbes México, el 64% de los CFO, directores financieros de empresas, en el país cree que teletrabajo podría convertirse en una opción permanente para los roles que así lo permitan. En Colombia la situación no es distinta, por ahora en la mayoría de las oficinas solo puede haber un aforo del 30%, es decir que el porcentaje restante debe seguir trabajando de manera remota.

Esto significa que las organizaciones deben aceptar el teletrabajo como una realidad que requiere de ciertos ajustes en sus modelos de gestión de equipos.  En muchas empresas el trabajo remoto llegó para quedarse y es necesario diseñar planes acordes a nuestras nuevas modalidades.

Estas son algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta para las organizaciones que se encuentran en trabajo remoto o que tienen colaboradores trabajando desde su casa.

Comunicación

Uno de los aspectos en los que más influye esta nueva modalidad, es la comunicación. Por eso es importante que las áreas de recursos humanos creen estrategias que permitan preservar la unión y cultura de la empresa y también con el fin de mantenerlos informados.

Evaluación

Es necesario encontrar los mecanismos necesarios para evaluar el desempeño de los colaboradores de manera efectiva.

Capacitación

Es importante capacitar a los empleados sobre estas nuevas formas de ejercer sus labores, pero también, continuar los planes de aprendizaje que llevaban.

Balance

Una encuesta realizada por la ANDI, en Colombia, encontró que el 57% de las personas que están en teletrabajo sienten que su jornada laboral aumentó más de las 8 horas diarias. Por eso es importante que se creen mecanismos en los que se garantice el respeto de los horarios de los colaboradores.

Adecuación

Es necesario garantizar que los espacios donde trabajan los empleados sean aptos para realizar sus jornadas de manera segura, cumpliendo con las normas de salud ocupacional. También se deben dotar a los colaboradores de los implementos necesarios para cumplir sus labores.

Todas estas acciones son necesarias para llevar a buen puerto la implementación del teletrabajo en las empresas.