[ Webinar ] Reconvierte tu negocio por Julio Lozoya

Hoy estamos viviendo una época muy compleja, pero a la vez muy interesante. Este es un momento que se aceleró por el Covid-19, pero que desde tiempo atrás se venía perfilando, el cambio que estamos experimentando lo podríamos denominar como la cuarta revolución industrial.

Si miramos al pasado, desde hace 15 años se viene gestando lentamente el cambio, el cual nace con la llegada de Facebook al mundo, ¿por qué?, pues esta innovación tecnológica arraigó un cambio social profundo, y desde allí estamos viviendo esta transición, que se vio acelerada por la coyuntura actual.

Ahora, ¿cómo podemos pensar que se trata de una revolución industrial?, pues dado que presenta características similares a las anteriores revoluciones, veamos algunas:

  • La primera se da cuando llega el vapor para sustituir la fuerza de las bestias, en este momento las personas pensaban que no existía la posibilidad de reemplazar este tipo de trabajo. Lo que quiere decir es que el cambio se presenta y trae una resistencia de muchos sectores de la sociedad a aceptarlo, porque queremos conservar nuestro status quo.

     

  • La segunda se dio con la llegada de la electricidad, y de repente las ciudades empezaron a moverse en las noches también, ya existían trabajos que tenían turnos de 24 horas, y llegaron los electrodomésticos también. Es aquí donde viene el cambio social, pues empieza a despertar la vida social nocturna.

     

  • La tercera se da con Steve Jobs y Bill Gates, quienes llegan a hacer la transformación a lo electrónico con la computadora, este suceso incide en la vida social de las personas y cambia radicalmente su experiencia de usuario.

No deberíamos sorprendernos con los rápidos cambios que estamos enfrentando, ya que la vida hoy en día va una velocidad más dinámica; queremos carros más veloces, dispositivos móviles más rápidos, reuniones concisas y así se desprende todo nuestro diario vivir.

Los primeros pensamientos que llegan durante la crisis son: mi negocio no se necesita, ya no puedo vender, la economía está paralizada; pero si analizamos y nos detenemos a pensar un momento en cómo se genera dinero, tendrás una nueva perspectiva de tu producto o servicio. Las personas entienden que el dinero viene de desarrollar un producto y salir a venderlo, pero hoy en día existe sobreoferta, y nos damos cuenta que el desarrollo de productos no es tan importante como el de resolver problemas, necesidades y anhelos.

En conclusión, debemos entender que las necesidades no se crean, se satisfacen. Así que hay encontrar el problema específico el cual nosotros podamos resolver, esa es la manera en la que se genera dinero en la actualidad. Y debemos deducir que nuestro negocio ya no puede ser igual, nunca, este se debe adaptar al presente y al futuro que nos está esperando.