[ webinar ] Resiliencia: la respuesta correcta ante las crisis con Fritz Thompson

 

De acuerdo a Very Well Mind, la resiliencia le da a las personas la fuerza psicológica para enfrentar el estrés y las dificultades. Es el depósito mental de fuerza que las personas pueden invocar en momentos de necesidad para sobreponerse a la situación sin desmoronarse. Los psicólogos creen que las personas resilientes son más capaces de manejar las adversidades y reconstruir sus vidas después de una catástrofe.

Lidiar con el cambio o la pérdida es una parte inevitable de la vida. En algún momento, todos experimentan diversos grados de dificultad. Algunos de estos desafíos pueden ser relativamente menores (no encontrar cupo en un curso al que se quería entrar), mientras que otros son desastrosos y a una escala mucho mayor (huracanes, tornados, pandemias). La forma en que manejamos estos problemas puede desempeñar un papel importante no solo en el resultado sino también en las consecuencias psicológicas a largo plazo.

¿Qué es la resiliencia?

¿Alguna vez te has preguntado por qué ciertas personas parecen mantener la calma ante el desastre, mientras que otras parecen deshacerse? Las personas que pueden mantener la calma tienen lo que los psicólogos llaman resiliencia, o la capacidad de hacer frente a problemas y contratiempos.

Las personas resilientes pueden utilizar sus habilidades y fortalezas para recuperarse de problemas y desafíos que se van interponiendo en su camino.

Estos problemas pueden incluir la pérdida de empleo, problemas financieros, enfermedades, desastres naturales, accidentes, emergencias médicas, divorcio o la muerte de un ser querido. En lugar de caer en la desesperación o esconderse de problemas con estrategias de evasión a la realidad poco saludables, las personas resilientes enfrentan las dificultades de la vida de frente. Esto no significa que experimenten menos angustia, pena o ansiedad que otras personas. Significa que manejan tales dificultades de maneras que fomentan la fuerza y el crecimiento. En muchos casos, pueden emerger incluso más fuertes que antes.

Quienes carecen de esta capacidad de recuperación pueden verse abrumados por tales experiencias y la decepción o el fracaso pueden llevarlos a comportamientos poco saludables, destructivos o incluso peligrosos. Estas personas tardan más en recuperarse de los contratiempos y, como resultado, pueden experimentar más angustia psicológica.

La buena noticia es que la resiliencia es una habilidad que se puede trabajar, es decir, todas las personas pueden volverse resilientes si siguen las estrategias adecuadas. Reproduce los videos y descubre cómo lograrlo.